Sin siglos: con este método el plástico podría desaparecer del planeta en días

El plástico, uno de los materiales más utilizados durante el siglo XX, se ha convertido en un problema de gran magnitud para la generación actual y las futuras en el Planeta. Lo que parecía una solución barata, resistente y fácil de producir, parece estar convirtiéndose en uno de los principales dolores de cabeza debido a la contaminación. La exposición del plástico como elemento contaminante es mucho más de lo que cabría esperar.

Su reciclaje es fundamental para garantizar un futuro mucho más sostenible. Al fin y al cabo, gracias a esta técnica, se consigue evitar que los restos queden esparcidos por doquier y, por otro lado, la demanda de petróleo sea menor, con todo lo que ello implica. El principal problema de esta tecnología que ha servido para múltiples usos es la dificultad que tiene en términos de degradación. Una simple bolsa de plástico puede tardar centenares de años en desaparecer de forma natural.Si a ello unimos la presencia de microplásticos en los animales que, posteriormente, ingerimos, obtenemos una combinación que puede resultar fatal en el medio plazo. Este cúmulo de problemas ha provocado que ya se esté pensando cómo es posible acelerar su eliminación de forma natural. Un equipo de investigadores parece haber dado con la clave. ¿Puede ser una enzima el elemento diferencial para lograr una desaparición del plástico mucho más temprana?Veamos cuáles son los avances en la materia que han llamado la atención de la comunidad científica, por qué se trata de uno de los experimentos más destacados en lo que se refiere a la preservación de los ecosistemas y, por supuesto, hasta qué punto podría ser posible su incorporación inmediata en labores de limpieza. He aquí las claves para poder limpiar el Planeta de residuos plásticos en tan solo unos días.

Poder acelerar la degradación del plástico del Planeta podría ser una realidad

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas, Estados Unidos, ha logrado crear una especie de enzima capaz de acelerar de forma exponencial la descomposición de las fibras del plástico. Gracias a este invento, el problema actual podría haber encontrado una solución para asegurar el mantenimiento de la producción de un material que ha demostrado, durante décadas, cumplir con su cometido a la perfección. Ahora bien, ¿cómo funcionaría esta nueva tecnología?

De acuerdo con la publicación realizada en el medio Nature, el grupo de científicos realizó una serie de mutaciones de proteínas con el objetivo de obtener una capaz de acelerar el proceso de degradación. Más concretamente, se trata de una tecnología que hace especial incidencia sobre el tereftalato de polietileno (PET), un componente que se adhiere a las fibras del plástico con el objetivo de hacerlo más resistente.Se calcula que este elemento clave puede ser el causante del 12% de los desechos que se acumulan a escala global en el Planeta. Este es el mejor indicador para demostrar la efectividad que tendría esta solución si miles de personas actuasen en consonancia para reducir las piezas de plástico que cuentan con este ingrediente en su composición. La clave de esta propuesta, por tanto, sería actuar lo más rápido posible para acelerar su desaparición.Aun así, su principal ventaja es que, mediante un proceso químico, este material degradado podría volver a recuperar sus cualidades. Esto, por tanto, llevaría el reciclaje a un nuevo nivel. De este modo, nos encontraríamos ante una tecnología capaz de adaptarse a las necesidades del ser humano dependiendo de la demanda de productos contenidos en recipientes o ropas basadas en plástico. Estaríamos, por tanto, ante una nueva generación de plásticos más segura y práctica.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD - PLÁSTICO - NOTICIA COMPLETA EN MSN

¡NUEVO¡¡¡ NUESTRO LIBRO... YA DISPONIBLE!!!

Buscar publicaciones en este blog