Novedad: "la viagra está siendo analizada para tratar el coronavirus"

Mientras que los ensayos clínicos destinados al desarrollo de un tratamiento específico contra el COVID-19 aun no han tenido éxito, todavía siguen en activo centenares de ellos. Los resultados positivos han permitido la aprobación de unos pocos fármacos que, inicialmente destinados a otras enfermedades, consiguen con mayor o menor eficacia contener la enfermedad.

Esta reutilización de medicamentos ya existentes es un proceso conocido como reposicionamiento de fármacos. Su objetivo es encontrar nuevas indicaciones terapéuticas para los medicamentos ya conocidos y utilizados. Es decir, utilizar viejos medicamentos para nuevas enfermedades.

Este ha llevado a que antivirales de uso contra la gripe, la hepatitis o el ébola, como el remdesivir y los últimos incorporados paxlovid y molnupiravir, se utilicen ya contra las fases más graves del COVID.

Ahora hay muchos medicamentos estudiados en el marco del reposicionamiento (algunos ejemplos se muestran en la tabla inferior). Una de las últimas propuestas es el uso del sildenafilo, más conocido por todos como viagra. ¿Cómo ha llegado este fármaco hasta aquí?

Óxido nítrico y sildenafilo

Entre los centenares de ensayos aún en investigación hay varios que están explorando específicamente aprovechar la capacidad vasodilatadora del óxido nítrico. Este tiene una acción demostrada sobre el flujo sanguíneo.

El óxido nítrico, cuya fórmula química y abreviatura es NO, es un gas incoloro y soluble en agua. Actúa como molécula señalizadora, es un mensajero, y está involucrado en multitud de procesos relacionados con la vasodilatación de las paredes de venas y arterias (endotelio vascular) ejerciendo un potente efecto sobre las mismas. Está indicado, por ejemplo, para tratar la insuficiencia respiratoria en recién nacidos o la hipertensión pulmonar en cirugías cardiacas en niños y adolescentes.

El sildenafilo, principio activo de la Viagra©, aumenta el efecto vasodilatador del óxido nítrico al relajar los músculos y mejorar el flujo sanguíneo en diversos órganos del cuerpo.

El sildenafilo actúa sobre una proteína denominada PDE5 que se encuentra principalmente en la pared de las células (endotelio) del músculo liso de los pulmones y el pene, inhibiendo la vasoconstricción y actuando sinérgicamente con el efecto vasodilatador del NO.

Por esta razón, varios grupos de investigación están iniciando ensayos clínicos para determinar el efecto conjunto del sildenafilo y el óxido nítrico en el tratamiento de los síntomas, sobre todo pulmonares, que causa el COVID-19. Debido al efecto vasodilatador del medicamento, la viagra está siendo analizada para tratar el coronavirus.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD - SALUD - CORONAVIRUS - NOTICIA COMPLETA EN ELFINANCIERO.COM

¡NUEVO¡¡¡ NUESTRO LIBRO... YA DISPONIBLE!!!

Buscar publicaciones en este blog