En Portada


Para
EUROPA,
comprar AQUÍ

(Amazon.es)




Para
AMÉRICA,
comprar AQUÍ

(Amazon.com)

¿Se invertirá más en minas de Oro por el alto precio alcanzado en este metal precioso?

Los precios de oro han aumentado casi un 20 % este año y han llegado, sorprendente, a máximos históricos, ya que los bajos rendimientos y el estímulo de los bancos centrales impulsan a los inversores hacia el metal precioso.

El metal dorado ahora se cotiza por encima del nivel psicológico de 1.800 dólares (1.560 euros) por onza (el más alto desde 2011, cuando tocó un récord de 1.890 dólares por onza) con la demanda también respaldada por las preocupaciones de una recuperación económica retrasada y desigual en medio de los crecientes casos de coronavirus en varias partes del mundo, que han reforzado el atractivo del oro como refugio seguro. Este año, el oro ha sido el tipo de activo principal de mejor desempeño.

"El colapso de las tasas de interés y los rendimientos de los bonos han hecho que mantener el oro sea atractivo", señaló a DW Adrian Ash, director de investigación de la firma de inversiones BullionVault. Las crecientes expectativas de inflación, impulsadas por déficits (fiscales) sin precedentes más el estímulo de los bancos centrales, según Ash, hacen del metal precioso, que se considera una protección contra la inflación, una alternativa atractiva a las inversiones en efectivo o en crédito.

Demanda seguirá los próximos meses

La demanda del metal precioso ha sido impulsada principalmente por ingresos récord de fondos cotizados en bolsa respaldados con oro, los llamados ETF; fondos de inversión que cotizan como acciones y replican índices completos, que compensan la caída de la demanda de oro físico en mercados clave como China y la India.

Los ETF de oro atrajeron ingresos de 734 toneladas, equivalentes a 39,5 mil millones de dólares, en el primer semestre de este año, lo que llevó a las reservas mundiales de estos productos a nuevos máximos históricos de 3.621 toneladas, según los datos del Consejo Mundial del Oro. Las entradas de oro ETF, en los primeros seis meses, han superado la mayor ganancia anual de 646 toneladas vista en 2009.

"Los factores que han impulsado la demanda de oro en la primera mitad del año no van a cambiar mucho en la segunda mitad", aseguró a DW John Reade, jefe de mercado del World Gold Council.

Aflojar las cuerdas de la bolsa

El aumento en los precios del oro permitiría a las mineras de oro aflojar las cuerdas de la bolsa y gastar en el impulso de la producción, posiblemente en la exploración de nuevas minas, después de años de reducción de costos en medio de la caída de los precios. Los presupuestos de exploración mundial se redujeron a más de la mitad con respecto a los máximos alcanzados en 2012, de alrededor de 10 mil millones dólares.

En los últimos años, los mineros de oro han dejado de centrarse en el aumento de la producción a cualquier precio para centrarse en medidas económicas como la generación de flujo de efectivo libre ante la presión de los inversores.

También se han esforzado por descubrir nuevos depósitos para reemplazar la producción perdida, lo que ha llevado a varios expertos y magnates de la industria a pronosticar un descenso perpetuo en la producción de oro desde su pico actual. En las últimas tres décadas, el ritmo de descubrimiento de minas de oro ha disminuido, según muestran las cifras del Consejo Mundial del Oro.

Entre los nuevos descubrimientos, casi no ha habido depósitos que los expertos llaman de "clase mundial". Estos son normalmente grandes depósitos de alto grado con más de 5 millones de onzas de reservas de oro que pueden convertirse en minas rentables capaces de producir más de 250 mil onzas de oro. Asimismo, el grado promedio de los nuevos depósitos de oro, la cantidad de oro que se puede extraer por tonelada, también ha disminuido.

Nuevos frentes, también en América Latina 

Pero hay otros que responsabilizan a estos pocos descubrimientos de los bajos precios del oro, mientras resaltan que el mundo no se está quedando sin oro. Según ellos, los precios más altos y los avances tecnológicos ayudarán a empujar a las mineras a explorar nuevos frentes para el metal precioso, incluidos los fondos marinos e, incluso, los asteroides.

Actualmente, Australia, Canadá y Estados Unidos absorben el 40 % del gasto mundial en exploración. Las mineras ahora podrían recurrir a países más riesgosos y menos explorados en América Latina y África.

Las grandes mineras se han mantenido alejadas de la exploración de minas nuevas en la última década, centrándose en depósitos más antiguos ya conocidos, los llamados proyectos "brownfield". Han confiado en mineras júnior o mineras más pequeñas para buscar minas nuevas. Pero las mineras más pequeñas se han esforzado para convencer a los inversores de que les den un impulso. Esto parece estar cambiando con el aumento de los precios del oro, hay un mayor interés de los inversores en las júnior.

Matthew Miller, vicepresidente del Centro para Investigación de Finanzas y Análisis (CFRA) de Nueva York, mientras espera que aumenten los presupuestos de exploración, no cree que esto tenga un impacto significativo en el suministro de las minas de oro.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD - ORO - NOTICIA COMPLETA EN DW.COM

¡NUEVO¡¡¡ NUESTRO LIBRO... YA DISPONIBLE!!!

INFÓRMATE!

Buscar publicaciones en este blog