En Portada

¿Podría volverse endémico el COVID-19? ...Responde Gilles Poumerol, especialista de la OMS

La epidemia de COVID-19 pone al descubierto los límites y las debilidades de los sistemas de salud de los países, pero también el progreso realizado internacionalmente desde la epidemia de SARS en 2003. Explicaciones de Gilles Poumerol, especialista francés con 30 años de experiencia en la OMS, en Ginebra.

Resumen extraído de una entrevista realizada por un medio de comunicación suizo:

swissinfo.ch: La medicina y la higiene han progresado considerablemente en el último siglo. ¿Qué puede decirse al respecto ante la actual situación sanitaria?

G.P.: Si podemos vivir hasta los 80 años en promedio, es gracias a los avances en higiene, vacunación y tratamientos con antibióticos. Eso ayuda a controlar muchas infecciones.

Los virus que han dado origen a las epidemias recientes quizá ya existían. Pero hoy podemos detectarlos más rápido y monitorearlos mejor. Por ello también tenemos la impresión de que somos atacados regularmente por nuevos virus. También se alcanzan ciertos límites de tratamiento, a pesar del avance en la producción de nuevas vacunas.

El COVID-19 también pone de relieve otro problema. Muchos países aún no han advertido el peligro de estas epidemias. No se han equipado con sistemas de detección temprana e intervención rápida para contener la aparición de estas nuevas infecciones.

swissinfo.ch: ¿Cómo reaccionó la OMS?

G.P.: En los últimos años, hemos trabajado mucho en la OMS para establecer el Reglamento Sanitario InternacionalEnlace externo para alertar a los países sobre la necesidad de contar con esas capacidades de respuesta. Este nuevo reglamento sanitario fue desarrollado en 2015 en respuesta al SARS, que tuvo un impacto económico relativamente significativo, a pesar de su rápida contención. Algunos países trabajaron juntos para lograr un acuerdo internacional sobre la manera de colaborar durante esos eventos, como el intercambio de información, ayuda mutua, respuestas correctas, etc.

Y paso a paso, se avanza. Con este coronavirus y su considerable impacto económico, todos los países del mundo deberían darse cuenta de la necesidad de tener estos sistemas de detección y alerta para enfrentarlo. Estos sistemas de detección y alerta en cada país permitirían adoptar medidas lo más rápido posible para evitar una propagación, como la del coronavirus.

Es un poco como los bomberos. Hay estaciones de bomberos que no se usan con frecuencia. Pero están listas para intervenir en caso de incendio. Esto evita que el fuego se propague.

swissinfo.ch: ¿Estas deficiencias afectan solamente a los países pobres?

G.P.: No. Hay países que tienen medios, pero que no han invertido lo suficiente en estos sistemas de preparación y respuesta rápida a los nuevos eventos epidémicos. Y cuando aparece un virus en uno de esos países, se hace casi imposible evitar su propagación al resto del mundo. Se puede retrasar la epidemia, pero no detenerla.

swissinfo.ch: ¿Podemos evaluar la duración de esta pandemia?

Muchos elementos son aún desconocidos. ¿Su contagiosidad precede la aparición de signos de la enfermedad?, lo que parece ser el caso. ¿Cuántos días antes? ¿Somos contagiosos sin desarrollar síntomas?

Su tasa de mortalidad se estima en 2%. Pero tal vez esa tasa será revisada cuando tengamos todos los datos.

En referencia a China, se llegó a un pico dos meses después del inicio de su transmisión a fines de diciembre. Y desde finales de febrero, ha ido disminuyendo, luego de la aplicación de medidas particularmente drásticas con la cuarentena de 50 millones de personas.

Todavía es demasiado pronto para saber hasta qué punto estas medidas han sido decisivas y si en los otros países afectados se observará la misma periodicidad de dos meses de ascenso, seguidos de una estabilización y un descenso. Si es así, en Europa y el hemisferio norte, la epidemia se volvería mínima alrededor de mayo o junio, con muchos virus con dificultades para sobrevivir dado el aumento de las temperaturas.

Es probable que la epidemia continúe en el hemisferio sur, que será en la temporada de invierno, y que regrese al hemisferio norte el próximo invierno. Estas son, por supuesto, hipótesis.

swissinfo.ch: ¿Podría volverse endémico el COVID-19?

G.P.: De hecho, es una posibilidad, con la esperanza de encontrar una vacuna que permita, dentro de 6 a 12 meses, proteger a una gran parte de la población en riesgo.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD | SALUD | NOTICIA COMPLETA EN SWISSINFO.CH

Buscar publicaciones en este blog