En Portada


Para
EUROPA,
comprar AQUÍ

(Amazon.es)




Para
AMÉRICA,
comprar AQUÍ

(Amazon.com)

Los virus: arma de destrucción de la economía. Un ejemplo del siglo XVIII

Repercusión en las Bolsas mundiales por el COVID-19
El daño de la economía puede llegar por varias vías, obviamente. Y las enfermedades, en todos los tiempos, han sido uno de los efectos secundarios más demoledores.

Así lo expone el siguiente extracto de un relato muy descriptivo del siglo XVIII:

"La guerra y los contagios han asolado en pocos años una gran parte de nuestra población; la industria por uno y otro está desalentada, y la agricultura sin obreros; sin brazos trabajadores no hay ni riquezas ni poder, y sin ellos ni fuerzas, ni consideracion política, ni felicidad interior. Necesitamos pues atender con mucho mas cuidado que en las épocas de felicidad á los brazos y la escasa juventud que nos queda, para salvarla y hacerla laboriosa con nuestra diligencia. De poco ó nada servirán las acertadas cuando severas medidas que el Gobierno no cesa de tomar para cortar y acabar con los males que han afligido á las Andalucías, los cordones de tropas y lazaretos con que se las ciñe, ni las guardias de sanidad que en las provincias velan para salvarnos de su contagio: en nuestras ciudades, en sus plazas y calles, en los templos santos, á nuestras mismas puertas respiramos el virus pestilencial que nos ha de acabar.

Las muchas fiebres pútridas, nerviosas, y miliares malignas que tanto han reinado cuasi generalmente, las petequiales, las intermitentes rebeldes á todos los remedios, las disenterias, las enfermedades cutáneas, y generalmente todas las asténicas ó de debilidad, son necesario efecto de la mendiguez enfermiza, desaseada, mal alimentada, y de su ociosidad y abatimiento. La atmósfera pestilencial que la rodea corre de calle en calle, y de una en otra casa con el pordiosero que la exhala. Yo mismo he comprobado esta peligrosa observacion en varios mendigos, cuya laceria y desnudez causaban en el ánimo una impresion horrible, y cuyo insufrible fetor se percibia aun á cuatro y seis pasos: ¿qué será pues de las plazas y cuadras donde duermen y se abrigan ranchos enteros? y cuánto no aventura la salud pública en no ocurrir á remediarlo prontamente?"


AÑO: 1791 - 1809
AUTOR: Meléndez Valdés, Juan
TÍTULO: Discursos forenses
Ahí queda la última pregunta.

Gracias a los avances de la Ciencia han sido delimitadas las catástrofes para los países, económicamente hablando también. Excepto cuando se trata de una enfermedad nueva. Y en esta Globalización, menos oportuno que se vuelva en pandemia. Quizá sea eso lo que ha estado 'descontando' por adelantado las bolsas mundiales... pues, al parecer, prevén que sea inevitable y ahora los bancos centrales se ponen manos a la obra en paliar los grandes daños ya sufridos.

FRAGMENTOS DE LA HISTORIA Y LA ACTUALIDAD | ERNEST XÍNOGA

¡NUEVO¡¡¡ NUESTRO LIBRO... YA DISPONIBLE!!!

INFÓRMATE!

Buscar publicaciones en este blog