En Portada


Para
EUROPA,
comprar AQUÍ

(Amazon.es)




Para
AMÉRICA,
comprar AQUÍ

(Amazon.com)

Nuevas termoeléctricas en Japón de carbón pese al riesgo ambiental

Justo detrás de las ventanas del departamento de Satsuki Kanno, que dan a la bahía de Tokio, pronto se levantará un gigante de una época pasada: una central termoeléctrica de carbón que forma parte de un ascenso gradual de la energía a base de carbón, algo inaudito en una economía avanzada.

Esta es una consecuencia imprevista del desastre nuclear de Fukushima de hace casi una década, el cual obligó a Japón a cancelar su programa de energía nuclear. Ahora, el país del sol naciente planea construir hasta 22 nuevas centrales termoeléctricas de carbón —una de las fuentes de energía más contaminantes— en 17 zonas diferentes durante los próximos cinco años, justo cuando el mundo necesita reducir las emisiones de dióxido de carbono para combatir el calentamiento global.

“¿Por qué carbón y por qué ahora?”, se pregunta Kanno, una ama de casa de Yokosuka, el lugar donde habrá dos unidades termoeléctricas de carbón que se construirán a solo algunos metros de su casa. “Es lo peor que podrían construir”.

Juntas, las 22 centrales termoeléctricas emitirían al año casi la misma cantidad de dióxido de carbono que todos los automóviles de pasajeros vendidos cada año en Estados Unidos. La construcción de estas plantas contrasta con el empeño de Japón en dar la imagen de que los Juegos Olímpicos de verano en Tokio serán unos de los más ecológicos de la historia.

El proyecto Yokosuka ha provocado un rechazo poco común en Japón, donde los grupos de ambientalistas se oponen principalmente a la energía nuclear. Pero algunos residentes locales están demandando al gobierno por haber aprobado la nueva central termoeléctrica de carbón, con la esperanza de que sea el inicio de un combate al carbón en la isla.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD | NOTICIA COMPLETA EN NYT

¡NUEVO¡¡¡ NUESTRO LIBRO... YA DISPONIBLE!!!

INFÓRMATE!

Buscar publicaciones en este blog