En Portada

Nicolas Flamel: ¿Alquimista o sinvergüenza filosofal?

La verdad se suele contradecir con la 'realidad' que nos narran en egregios textos sobre personajes de la Historia. El que nos ocupa se le podría calificar de destacado en su época; aunque casi olvidado, por el gran público, en la actualidad... alcanzando el grado, prácticamente, de total desconocido.

Si hacemos caso a lo narrado, decíamos, Wikipedia por ejemplo, nos dirá que fue buena gente: aún albergando alguna duda.

Pero si tomamos el siguiente texto, más cercano a su época, como otra versión, fidedigna o no, pues nos daría que pensar o por lo menos formular el enunciado que da título a nuestro post. Léase:

"La Croix Dumaine, citado en el Diccionario de Moreri, pinta mui hábil a este hombre, pues dice que era poeta, pintor, philósofo, mathemático y sobre todo grande alquimista. En el cementerio de los Santos Innocentes, donde fue enterrado, dexó una tabla pintada al óleo, donde debajo de figuras enigmáticas dicen están representados los secretos que havía alcanzado de la alquimia. Lo principal y lo que más hace al caso es que al passo que los que se jactan de saber el gran secreto de la piedra philosofal por lo común son unos pobres derrotados que en su desnudez traen el testimonio de su falsedad. De Nicolás Flamel se sabe que llegó a tener el caudal de más de quinientos mil escudos, suma prodigiosa para aquella edad. Sin embargo, algunos autores franceses de buen juicio descubrieron en esta adquisición de bienes otro secreto mui distinto del de la piedra philosofal. Dicen que Flamel, teniendo manejo en las finanzas, ganó tan gruesso caudal con robos y extorsiones, especialmente sobre los judíos del reino, y para ocultar los iniquos medios por donde havía llegado a tanta riqueza y evitar el castigo merecido, fingió deber aquellos tesoros al secreto de la piedra philosofal."

AÑO: 1729
AUTOR: Feijoo, Benito Jerónimo
TÍTULO: Teatro crítico universal, o discursos varios en todo género de materias, para desengaño de errores c …

De tener razón lo expuesto en el entrecomillado, quedaría como lo que fue... muy repetido en la historia sobre la extorsión a judíos y a otras personas que, por circunstancias adversas de su época, sufrieron el chantaje de unos cuantos sin escrúpulos que se beneficiaron de todo lo que garantiza la indignidad humana.

Tal vez lo más verosímil sobre este hombre sea lo que se recoge al inicio de su apartado en la Wikipadia: "Nicolás Flamel (ca. 1330 Pontoise – 22 marzo 1418, París), fue un burgués parisino del siglo XIV, escribano público, copista y librero juramentado."

Sea como fuere, aquí queda otra versión de un personaje histórico que, probablemente, no fue tan relevante como para ser admirado. ¡A saber!

FRAGMENTOS DE LA HISTORIA | ERNEST XÍNOGA

Buscar publicaciones en este blog