En Portada

¿Cuál es la magnitud de peligro del coronavirus para Europa?

Extracto de la entrevista al Prof. Dr. Gérard Krause, epidemiólogo del Centro Helmholtz de Investigación de Infecciones...

Dado que el número de casos de coronavirus ha aumentado tan rápidamente en Italia, la provincia de Lombardía, particularmente afectada por la infección, ha comenzado a ser aludida por algunos medios de comunicación como la "Wuhan de Europa". ¿Es correcta esta designación?

Prof. Dr. Gérard Krause: Es un poco exagerada, si atendemos simplemente a los números de población que se ven afectados y viven allí por kilómetro cuadrado. Esta es una situación muy diferente.

¿Qué tan grande es el riesgo de que este nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, y la enfermedad que provoca, COVID-19, se propaguen sin control en Europa tras su brote en Italia?

En una situación como esta, debe determinarse adecuadamente el momento de pasar de la contención al alivio de la epidemia. No hay que hacerse ilusiones de poder evitar definitivamente la infección en un país. Con este agente patógeno probablemente no se consiga. Tarde o temprano, todos los países acá, en el hemisferio norte, se enfrentarán a este coronavirus. Aun así, puede tener sentido apostar, al principio, a retrasarlo para preparar hospitales y sistemas de alerta temprana, así como para aprender más sobre el virus, para poder reaccionar mejor.

¿Esto significa que realmente no tendría sentido establecer controles de salud en las fronteras entre países de la Unión Europea (UE) para, por ejemplo, medir la temperatura corporal de los viajeros, como ya se ha hecho en los aeropuertos?

Hay varios cálculos de modelos que muestran que tales medidas generalmente no aportan mucho. Justo en el caso de este patógeno, la efectividad de tales controles fronterizos no es particularmente prometedora. Porque la mayoría de los infectados inicialmente no tienen ningún síntoma. Por lo tanto, no se notarían en absoluto durante estos controles de salud.

¿Podemos protegernos eficazmente del coronavirus cuando viajemos?

En tales situaciones debemos repasar concientemente las recomendaciones generales de higiene. O sea, lavarse las manos y, si uno mismo se enferma, evitar el contacto con otras personas. Todo lo que se hace para la prevención de la gripe también debe hacerse en este caso.

Por ejemplo, ¿empacar algunas máscaras protectoras?

Las máscaras simples son buenas si uno está enfermo y no quiere infectar a los demás. Pero si uno desea protegerse, debe tener estas elaboradas máscaras FFP3, ponérselas correctamente y cambiarlas con la frecuencia suficiente. Eso es muy trabajoso. Y es más adecuado para personas que tienen un sistema inmunológico particularmente vulnerable. No es posible protegerse más allá de eso. No hay vacuna ni terapia profiláctica.

Prof. Dr. Gérard Krause dirige el Departamento de Epidemiología del Centro Helmholtz para la Investigación de Infecciones, en Braunschweig, Alemania.

FRAGMENTOS DE ACTUALIDAD | NOTICIA COMPLETA EN DW.COM

Buscar publicaciones en este blog